• exodoenlinea

Queremos elecciones pacíficas, limpias, libres y creíbles.

-Respeto a la legalidad y a la autonomía del INE son la garantía de elecciones limpias, libres y creíbles.

-El gobierno federal y los estatales, son responsables de garantizar elecciones pacíficas y sin violencia.

Ciudad de México, a 4 de abril de 2021.- El día de hoy empiezan las campañas electorales federales. Los y las candidatas inician la carrera por conquistar el voto de la ciudadanía. Es el momento en el que las personas mayores de 18 años se vuelven actores principales de la elección, ya que ellos decidirán quiénes ganarán o perderán en las votaciones. Lo mejor que pueden hacer los competidores es conquistar sus votos con propuestas claras, convencer a cada elector con argumentos y aceptar la decisión ciudadana final.

Todos queremos que las elecciones del próximo 6 de junio sean pacíficas, libres, creíbles y aceptables. Y para ello es menester que los candidatos, candidatas, partidos políticos, medios de comunicación y gobernantes cumplan al menos dos condiciones: el estricto respeto a la legalidad y el absoluto respeto a la autonomía del INE.

Al respecto, la Secretaria General del PRD, Adriana Díaz Contreras, señaló que desafortunadamente las campañas políticas empezaron en un ambiente de polarización social, de violencia política y con la estridencia de los tambores de guerra de Morena y del presidente de la República. “Lamento decirlo, pero Morena al declarar al INE como un enemigo a quien quiere vencer con protestas en la calle y presiones desde la presidencia de la República, adoptó la estrategia del perdedor, o más bien del mal perdedor”, añadió la líder perredista.

Este es un juego que el único líder de Morena conoce muy bien, porque es el vivo ejemplo de quien de antemano acusa de fraude, para desconocer posibles resultados adversos. Según el actual presidente de la República, sus derrotas electorales del 2006 y del 2012 fueron producto de elecciones tramposas, del fraude electoral. Y acusa sin comprobar que esos fraudes fueron organizados por el actual INE. Esta falsa creencia es el origen del odio que expresa en contra del único árbitro que puede garantizar elecciones legales, libres y creíbles.

Para Adriana Díaz Contreras, la elección del próximo 6 de junio tendrá un alto grado de judicialización, ya que una buena parte de quienes pierdan acudirán al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quien será la autoridad que dirá la última palabra de los resultados electorales. Por lo que opinó que, lo deseable para la tranquilidad política de nuestra nación es que las elecciones sean pacíficas, legales, limpias y con resultados creíbles. Es responsabilidad de todos cumplir con estas cuatro condiciones.

Los partidos y sus candidatos deberán cumplir con todas las normas de la competencia electoral. Y los gobernantes deberán cumplir el compromiso del Acuerdo Nacional por la Democracia, y no intervenir en el proceso electoral ni utilizar los recursos públicos para beneficiar a sus partidos.

Ante ello, la Secretaria General fue enfática al indicar que el gobierno federal y los gobiernos estatales son los principales responsables de que las elecciones sean pacíficas, sin violencia. Y consideró que, para ello es urgente que el presidente de la República abandone su actitud rijosa en contra del árbitro, y acepte que existen instituciones y leyes electorales que han demostrado con sobrada suficiencia su capacidad para organizar elecciones legítimas y de resultados creíbles y aceptables.

De acuerdo con Adriana Díaz Contreras, todos los actores políticos tenemos la obligación de elevar el nivel de la discusión pública. Y que, en vez de declarar la guerra a sus supuestos enemigos, se dispongan a la competencia libre y democrática para conquistar el voto ciudadano, con propuestas y argumentos capaces de proporcionar al elector los elementos de juicio para que pueda decidir con plena libertad el destino de su voto, sin chantajes, sin extorsiones, sin la compra de voluntades, sin amenazas.

Con el fin de lograr elecciones pacíficas, legítimas, libres, creíbles y aceptables, la Secretaria General del PRD hizo un llamado al presidente de la República y a su