• exodoenlinea

PIDEN A SENADO FRENAR VENTA DE TERRENOS DEL CENTRO UNIVERSITARIO DE YUCATÁN

Profesores y personal administrativo del Centro Regional Universitario de la Península de Yucatán (CRUPY), Universidad Chapingo solicitaron al Senado de la República su intervención para pronunciarse y frenar la venta de 300 hectáreas de terrenos de ese centro de estudios en favor de una inmobiliaria.

Informaron que presentaron en oficialía de partes del Senado una carta donde señalan que la Inmobiliaria Vive Peninsular busca adquirir 300 hectáreas de la Universidad Chapingo, campus Yucatán, pagando solamente 350 millones de pesos.

“El Grupo Vive Peninsular encabezado por Juan Manuel Ponce Díaz junto con Grupo Escorfin, ligado a Raúl Paz Alonzo, senador del PAN) y al ex priísta, Ulises Carrillo Cabrera pretenden orquestar una operación simulada para adquirir 300 hectáreas del CRUPY mediante la donación de 300 millones de pesos y 60 hectáreas en el municipio de Kanasin para la construcción de un nuevo campus y mayores instalaciones”.

Indicaron a través de un comunicado que también se tiene conocimiento en esta compra de terrenos del ex tesorero de Roberto Borge, Juan Pablo Guillermo Molina, mediante las empresas Skypark, Skytower, Skyview y Skycity.

En el documento se expone el valor que de las 300 hectáreas del CRUPY (Universidad Chapingo) asciende, de acuerdo con el valor del mercado, a poco más de 9 mil millones de pesos, lo que traería una ganancia de poco más de 8 mil 500 millones de pesos para el referido grupo en una sola transacción.

Se añade que de acuerdo con investigaciones de medios locales, la familia de Juan Manuel Ponce sería propietaria, con información del Registro Público de la Propiedad del Estado de Yucatán, de más de 200 hectáreas colindantes a las 300 que se pretenden adquirir en la CRUPY.

Las autoridades de la universidad, encabezadas por Manuel Jesús Negrete Quijano, subdirector del CRUPY, no han emitido un posicionamiento claro sobre la evidente diferencia entre la donación de 300 millones y el costo de los terrenos de 9 mil millones de pesos, en gran parte por la engañosa información que han recibido de Ponce y sus socios, aseguraron los académicos.