JUGAR A CONTRACORRIENTE


Por: Diego Rodríguez

Desde hace unos meses se anunciaba la desaparición del Ascenso MX, y a su par la aparición de una nueva liga de fútbol profesional en nuestro país desvinculada de la polémica Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), que nos prometía buen nivel, cero corrupción, nuevas plazas, apoyo al futbolista mexicano, pero sobre todo un futbol diferente; La Liga del Balompié Mexicano. A más de uno emocionó.

El 15 de marzo de 2020, mientras se veía la llegada del Covid-19 a México, también se anunció la nueva liga, con Carlos Salcido como presidente y con la oportunidad de presentar equipos en plazas vírgenes de fútbol como Los Cabos, Naucalpan, Ensenada, etc.  

El hambre del fútbol en México siempre estará presente, pero como aficionados es difícil conseguir una identidad en dos equipos de tu país, pues se puede ser infiel en todo, menos cuando se trata de fútbol. La Liga del balompié nadó a contracorriente desde ese entonces, pues difícilmente vas a lograr cambiar a un aficionado del Club América al Atlético Capitalino.

A pesar de la pandemia, La Liga del balompié anunciaba poco a poco a los nuevos equipos que habían adquirido una franquicia.

Uno de los primeros equipos que nunca fue anunciado oficialmente, pero que se autonombró franquicia fundadora de la liga fue la Sociedad Deportiva Cremonesse FC -Xalapa Oficial, donde anunció la incorporación del ex seleccionado italiano y ex jugador del AC Milan; Riccardo Montolivo, quien ya estaba en el retiro.

 Esto emocionó a muchos aficionados, pero resultó ser una farsa, pues el “falso equipo” de Xalapa nunca presentó papeles para jugar en la liga y todo se trató de un juego sucio para que esta liga tuviera menos expectativas. A pesar de eso 17 equipos se registraron y cumplieron los requisitos para competir.

Durante estos meses se anunciaban a futbolistas que regresaban a las canchas y que se habían perdido en el radar, pues “El Chaton” Enríquez, “El Gullit” Peña, “La Momia” Gómez, el entrenador “Potro” Gutiérrez y Gustavo Matosas, iban a ser los protagonistas principales de esta nueva liga.

Sin un ingreso esencial como es el apoyo de televisoras para transmitir los partidos, y sin difusión de los resúmenes o resultados en la televisión y hasta con cierta censura de los medios masivos de comunicación, esta liga decidió que todos los juegos los van a transmitir por la cadena de televisión por internet WCN TV, quien hace unos días decidió dejar de transmitir los partidos y terminar la relación laboral con la Liga del Balompié por falta de compromiso y difusión de la misma, pues generaba más pérdidas monetarias para la empresa. Es decir, ya no se transmitirán los partidos.

Como cereza de pastel, muchos equipos están en crisis y se han visto involucrados en adeudos con los futbolistas, pues se han visto paros laborales y equipos como el Club Veracruzano han despedido al “Gullit” Peña y al “Chaton” Enríquez por falta de recursos. Además, se han visto desafiliados equipos por no cumplir los requisitos.

No se sabe si la primera edición de este torneo logre ser lo que se esperaba, pues nadar a contracorriente ha sido una constante desde que se anunció esta liga y es evidente que hay una censura por parte de los medios y un “juego sucio” por parte de la Femexfut, que no quiere que exista otra liga competitiva en México. 

Es una lástima que tantos trabajos de futbolistas, administrativos y directivos se vean comprometidos por la envidia de los federativos mexicanos que no quieren que prospere un proyecto nuevo. Jugar a contracorriente el juego del balón y pie nos hace ver que esta liga probablemente no vaya a durar mas de lo que se esperaba. Una lástima.

BALÓN Y PIE/ www.theexodo.com

Entradas Recientes

Ver todo

11 propuestas prioritarias del PRD para México

- No es cierto que vayamos bien, y que ya estamos saliendo de la crisis. - Al contrario, siguen aumentando los problemas en las familias. Ciudad de México, a 23 de noviembre de 2020.- La Secretaria Ge

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square